Historia del plantel



Historia de Conalep Sinaloa
 
El 29 de diciembre de 1978 apareció en el Diario Oficial de la federación (DOF) la creación del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, como organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonios propios. A partir de entonces, y sujeto a esa figura, se ha expandido con mérito propio en toda la república mexicana, como es el caso de Sinaloa.
La iniciativa nacional fue respaldada por el entonces presidente de México, José López Portillo y el secretario de educación Fernando Solana, quienes aprobaron el proyecto elaborado por José Antonio Padilla Segura.
Cabe señalar que fue un ilustre sinaloense, Juan de Dios Bátiz Paredes, en 1929, quien fungió como titular federal del Departamento de Enseñanza Técnica Industrial y Comerciar (DETIC), quien impulsó la formación de preparatorias técnicas en México. Modelo inspirado por el secretario de educación en 1923, José Vasconcelos.
En Sinaloa iniciaron las operaciones hace 35 años. Los primeros 10 centros educativos surgieron en septiembre de 1979, cuando gobernaba Alfonso G. Calderón Velarde.  De ahí a la fecha hemos logrado un crecimiento, tanto en cobertura en todo el Estado, como en infraestructura y matricula.
El CONALEP Sinaloa nació en 1980, justo en el último año del gobierno de Alfonso G. Calderón Velarde, con la creación de los dos primero planteles: el Mochis I y el Mazatlán I.
El nuevo esquema de enseñanza técnica, sin bachillerato, fue apoyado por el siguiente gobernador, Antonio Toledo Corro, quien, luego de la autorización federal y financiera,  construyó 8 y reconstrucción dos planteles, de los cuales 8 iniciaron operaciones en marzo de 1981. El director general nacional era José Antonio Padilla Segura.
Los 8 planteles se ubicaron de la siguiente manera: uno más en Ahome, el  Carrizo, en Culiacán el I y el II. También se construyeron uno en Guasave, Mocorito, Angostura, Concordia y El Rosario.
CONALEP Sinaloa fue bien recibido por la población estudiantil y padres de familia, pues debido a las dificultades económicas, muchos jóvenes se veían impedidos para hacer estudios de universidad. Ante la situación CONALEP llegó para ofertar carreras técnicas, cortas y vinculadas con el entorno económico- laboral. De tal suerte de que en solo dos años, a partir de 1980, la nueva institución cuadruplicó sus inscripciones.
Para 1984 había 13 planteles en Sinaloa. Cada uno funcionaba a imagen y semejanza de oficinas nacionales: un director, un contralor, y tres coordinadores. El plantel tenía un consejo consultivo con el que se mantenía relación estrecha entre la comunidad, CONALEP y sector productivo.
Debido al enorme número de planteles en el país, y debido a problemas por la centralización de funciones, en 1990 se creó la nueva estructura de representación estatal. Fue así que en 1991 Sinaloa tuvo su primer representante estatal de CONALEP. Humberto Reyes Martínez, quien era director del plantel en Mochis I.
Las oficinas se ubicaron en planta baja del edificio Celis, en calle Ángel Flores no. 1248 Pte. Centro, en la ciudad de Culiacán.
A partir del nacimiento del Convenio, con el que estados y federación cumplían el proceso de federalización de la educación técnica, dentro del Plan Nacional de Desarrollo en 1998, con Ernesto Zedillo Ponce de León, como presidente de México,  y Miguel Limón Rojas como secretario de educación, en ese año CONALEP Sinaloa reinicio una nueva etapa. Se creó el organismo público descentralizado Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Sinaloa (Conalep Sinaloa). El acuerdo definitivo fue al año siguiente en 1999, con el gobernador  Juan S. Millán y el secretario de educación pública y cultura José Antonio Malacón Díaz.
Responsable del contenido: Sergio Rubio Rodríguez.
Responsable de la publicación: Oscar F. Gastélum R.
Fecha de publicación: 11 de enero de 2017.